Clínica de oftalmología en Santiago de Compostela
  • Registro Sanitario: C-15001376

Oftalmólogo especializado en el tratamiento del glaucoma

Seguimiento personalizado y diagnóstico precoz

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad ocular crónica en la que se produce una pérdida de visión de carácter irreversible tras el daño del nervio óptico.

El nervio óptico es la estructura que transmite las señales visuales al cerebro, para que de este modo se produzca el fenómeno de la visión. Cuando se produce el daño, esa transmisión se interrumpe y da lugar a una pérdida parcial de la vista que puede, con el tiempo, desembocar en ceguera.

¿Quién está en riesgo de sufrir un glaucoma?

Aunque existen diferentes tipos de glaucoma que pueden aparecer desde el nacimiento, en la infancia o en la juventud, la gran mayoría de los tipos de glaucoma se desarrollan a partir de la edad adulta y son raros antes de los 40 años.

Con los años, el riesgo de padecer la enfermedad, aumenta y es aconsejable realizar controles periódicos con el oftalmólogo para descartarla.

Los principales factores de riesgo para padecer glaucoma según el Dr. Suárez Campo son:

  • La presión ocular alta (por encima de 21 mmhg)
  • La existencia de familiares directos que padezcan la enfermedad
  • Estar a tratamiento con corticoides
  • Diabetes
  • Miopía elevada
  • Edad mayor de 40 años

¿Cual es la causa del glaucoma?

Tal y como firma el Dr. Suárez Campo el glaucoma es una enfermedad compleja, al igual que sus causas. En realidad, en el glaucoma se engloban varios tipos de enfermedades que tienen una evolución común. Los oftalmólogos afirman que es el aumento de la presión intraocular (PIO) el factor más importante en la aparición del daño y su progresión.

A pesar de que no es la única razón sí es el único factor modificable sobre el que podemos actuar con el tratamiento de manera demostrada y efectiva para poder prevenir y tratar, el daño que se produce en el glaucoma.

¿Cómo se diagnostica un glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad silente (se ha llamado “el ladrón silencioso de la visión”), es decir, no presenta síntomas reconocibles hasta estados avanzados de la enfermedad, con lo que se hace necesario su detección mediante visitas periódicas al oftalmólogo.

Las técnicas utilizadas en su diagnóstico y seguimiento por el Dr. Suárez Campo en sus clínicas de oftalmología en Santiago y Ordes son:

Medición de presión ocular

Medida de la presión intraocular

Con un aparato llamado tonómetro se mide la presión intraocular. Hay varios tipos de tonómetros, el más fiable y contrastado es el tonómetro de goldman, con el que es preciso anestesiar la cornea para medir la tensión de forma precisa e indolora.

Exploración del fondo del ojo

Exploración del fondo de ojo

Se dilata la pupila con un colirio y se observa el interior del ojo con una lente y un microscopio especial llamado lámpara de hendidura. Con él se puede comprobar si existe daño en el nervio óptico. Se recomienda realizar fotografías estereoscópicas para poder registrar y comparar los cambios con el tiempo.

Exploración del campo visual

Exploración del campo visual

Se realiza con el campímetro. Situando al paciente frente a una pantalla se explora cada ojo por separado. En la pantalla aparece una secuencia de luces con distinta intensidad en múltiples puntos del campo visual. Mirando siempre a un punto central fijo el paciente debe presionar un botón cuando perciba los destellos de luz. Un ordenador recoge los datos y los compara con pacientes normales del mismo rango de edad, y también con pruebas anteriores del mismo paciente.

Estudios morfométricos de la retina

Estudios morfométricos de la papila y la capa de fibras nerviosas de la retina

Con dispositivos especiales (tomógrafos de coherencia óptica (OCT) o polarímetros láser (GDX)) se puede medir con precisión las estructuras de la retina y de la papila para determinar si existen alteraciones que hagan sospechar la existencia de daño y comparar dichas alteraciones en el tiempo.

¿Qué puedo hacer para prevenir su evolución?

La pérdida visual que se produce en el glaucoma no puede recuperarse, de ahí que sea fundamental el diagnóstico precoz y la instauración del tratamiento lo antes posible cuando se confirma la enfermedad. Para poder prevenir esta dolencia lo que recomienda el Dr. Suárez Campo es acudir de manera periódica a sus citas con el oftalmólogo.

Algunos casos de pacientes del oftalmólogo Suárez Campo que padecen glaucoma

Oftalmólogo Dr. Suárez Campo

¿Necesita más información? ¡Solicite una cita!

Si quiere conocer el tratamiento que ofrece el Dr. Suárez Campo para las personas que padecen de glaucoma o le gustaría solciitar una cita para llevar a cabo una revisión no dude en ponerse en contacto.

Contactar